Boca Juniors

Si Boca Juniors pierde con Racing en la Libertadores, Jorge Almirón debería marcharse

Si Boca Juniors pierde con Racing en la Libertadores, Jorge Almirón debería marcharse

Boca se juega el año en Avellaneda contra Racing...
El Capitano
lunes 28 de ago.
Si Boca Juniors pierde con Racing en la Libertadores, Jorge Almirón debería marcharse.


NOTA DE OPINIÓN

El propio Jorge Almirón se fabricó el desgaste con el hincha de Boca Juniors. Los constantes cambios de formación, de futbolistas, la irregularidad del funcionamiento (sobretodo de visitante) le quitó gran parte del crédito que tenía con la gente de La Bombonera. Jorge Almirón llegó como un aire renovado aunque la particularidad era que Boca venía de tener a Sebastián Battaglia y Hugo Ibarra como entrenadores del primer equipo. Es verdad que ambos salieron campeones, pero el hincha jamás lo vio confiable, nunca fue del gusto y además, cayeron en rápido en la Libertadores, además de otros conflictos internos.

Almirón llegó luego de que Martino respondiera que no. Su actualidad no era la mejor y su último paso por el fútbol argentino tampoco. Almirón venía de dirigir Elche y prácticamente llegó a Boca por decantación. Desde un principio, Almirón se mostró en Boca como un técnico de gestos ampulosos, de indicaciones excesivas durante el partido, de reacciones de frustración ante el funcionamiento del equipo y un rostro que suelta pocas sonrisas.

Ya en agosto, Almirón nunca armó un equipo y siempre pareció probando constantemente y generando dudas en todos los aspectos. En los partidos trascendentales como River, Nacional, Colo Colo y Racing, Almirón mostró un perfil defensivo, que se torna inexplicable y exaspera al hincha y por momentos a los directivos. "Respecto a los equipos, yo pienso otra cosa. Pero somos respetuosos, estamos muy contentos. Esperemos que nuestro entrenador esté disfrutando, se lo ve sonriente, aunque es bastante serio", opinó Riquelme hace días, con todo lo que ello significa y marcando que muchas veces no coincide con los equipos que pone Almirón.

A favor de Almirón, potenció juveniles, algo que no hicieron tanto Ibarra y Battaglia. Valentín Barco, Nicolás Valentini, Cristian Medina y Alan Varela, por nombrar algunos de los jóvenes que se convirtieron en titulares con Almirón. Sin embargo, ese punto a favor, se diluye con otros factores.

La formación impuesta con Racing en la ida de los cuartos de final por Libertadores, con cinco defensores, condicionó el humor del hincha. Boca no jugó tan bien como se marcó: jugó seis puntos. Lo que sucede es que Racing, en ese primer tiempo, jugó 1 punto. Cuando Racing levantó apenas en el complemento, Boca dejó de ser tan “superior”.

Boca llega de una derrota contra Sarmiento, en la que puso suplentes y terminó desdibujado, mientras que Almirón se fue sin declaraciones. Si hay algo que no quiere la gente de Boca, es un técnico defensivo y más en partidos importantes. El partido con Racing se presenta como determinante, definitivo, sin margen de error.

El proyecto de Boca se basa en la continuidad de la Libertadores y la directiva le armó un equipo para ganarla. No para caer en cuartos. El desgaste es grande, los cambios y los planteos, muchas veces inentendibles podrían terminar explotando en Avellaneda. Una derrota contra Racing lo dejaría en la lona y su ciclo quedaría totalmente condicionado. No obstante, quien se metió solo en esta situación, fue el propio Almirón.

 


Seguínos:
Aparecen en la nota:
jorge almironboca juniors

Comparti esta nota


Comparti esta nota



Copyright (c) 2024 Soy El Capitano. Todos los derechos reservados.